La Tierra es nuestro hogar,  el lugar que ocupamos en el espacio. La vida en la Tierra es posible gracias al Sol; la Luna es nuestra acompañante y podemos ver muchos de sus efectos en la Tierra. En conjunto, la Tierra, el Sol y la Luna dan forma a nuestro hogar en el espacio. Juntos se formaron y su evolución y futuro se encuentran relacionados.

Cómo están unidos la tierra, el sol y la luna?

A través de sus movimientos

A través de la energía que pasa del sol a la tierra

A través de sus movimientos
Sus movimiento están muy relacionados, a través de una de las fuerzas más importantes que se manifiestan en el universo: la fuerza de gravedad que hace que los astros se  atraigan mutuamente de acuerdo a su masa. Es por esto que el sol y la Tierra se atraen mutuamente, pero siendo el Sol mucho más masivo que la Tierra (330.000 veces) este se mueve muy poco debido a la atracción de la Tierra, mientras la Tierra gira en una gran órbita en torno al Sol.

El movimiento de la Tierra da origen a la forma en que medimos el tiempo: cuando hablamos de un año (aproximadamente 365 días) estamos hablando del tiempo que demora la tierra en dar una vuelta completa alrededor del sol.

A su vez, la Luna y la Tierra se atraen; pero siendo la Luna la más pequeña (tiene 80 veces menos masa que la Tierra), esta vez es la Tierra quien se mueve poco y la Luna quien es más afectada por la fuerza de gravedad que la une con la Tierra.  La Luna es el único satélite natural de la Tierra y se demora aproximadamente 27.3  días en dar una vuelta alrededor de ella.  El movimiento de la Luna da origen a la duración del mes.     

A través de la energía que pasa del sol a la tierra

La vida en la tierra depende del Sol.  Esta es posible debido a las características muy especiales de nuestro planeta, y a la energía que recibe desde el Sol. Veamos con más detalle:

  • La energía producida por el sol llega a la tierra en forma de luz y calor y hace posible la fotosíntesis que transforma la energía del sol en Glucosa dando origen a una cadena alimenticia de la que depende casi toda forma de vida en la Tierra.
  • Las características de la Tierra también son especiales,  su tamaño y la atmósfera que la rodea permiten mantener una temperatura promedio y que el agua en su superficie se mantenga en estado líquido.

Esta combinación de abundante agua y una atmósfera protectora no se encuentran en ningún otro planeta de los que rodean al sol. La Tierra es un planeta único en el  Sistema Solar , pero los científicos aún no saben si existen otros planetas de características similares en otras Estrellas.